Desde el norte todo se ve más claro
Humberto Bonanata


A menos de una semana de culminar en Buenos Aires de culminar nuestro “Mini Davos” en el que convergieron al fin del mundo tan cambiante y adolescente 1600 empresarios de 65 países del mundo, el Presidente Mauricio Macri brindó su primer discurso como tal ante la Asamblea anual de la Organización de las Naciones Unidas.
 
 
“Reitero nuestro llamado al diálogo con el Reino Unido, como mandan tantas resoluciones de esta organización para solucionar amigablemente la disputa de soberanía, que tenemos hace casi dos siglos  por las Islas Malvinas, Georgia del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Hemos dado muestras de interés en avanzar en nuestra relación bilateral, que puede y debe ser mutuamente beneficiosa. Por eso confiamos, también, que será posible activar una solución  definitiva a este prolongado diferendo” dijo Mauricio Macri prolijamente en su discurso ante la 71ª. Asamblea Anual de la O.N.U.
 
“La soberanía está como tema número uno de parte nuestra. Pero lo que hay que entender, es que en esta nueva etapa de la Argentina que hemos decidido, que la nueva línea es el diálogo, uno se tiene que sentar a dialogar sobre todos los temas. Si no, hacemos lo mismo que ellos que hasta ahora decían "nos sentamos a dialogar de todo menos de la soberanía".
 
Ahora ellos dicen "se acepta dialogar sobre todo": bueno, hay que poner todo. Entonces hay que tener cuidado... de vuelta: manejar la ansiedad. Porque además esto va a llevar muchos años. Lo importante es que comencemos a dialogar; cuando comenzamos sabemos que en algún momento, lo que es obvio, que es que las islas Malvinas son argentinas se va a dar, pero si no comenzamos el dialogo es tiempo perdido, que es lo que pasó los últimos doce años” le confesó Macri al periodista de “La Nación”, Mariano Obarrio.
 
Se contrapone radicalmente con lo expuesto por Cristina Fernández el año pasado; a saber; “Creemos que en épocas de buitres económicos y halcones de la guerra, necesitamos más palomas de la paz para construir un mundo más seguro, necesitamos más respeto al derecho internacional, necesitamos más igualdad de tratamiento entre los que estamos aquí sentados”.
 
“Porque también escuché por parte de un mandatario, hoy por la mañana, hablar del uso de la fuerza para atentar contra la integridad territorial o para no respetar la integridad territorial de un país. Aquí también la República Argentina es leading case, porque también tenemos pendientes de hace más de cien años con el Reino Unido el reclamo de soberanía y el reclamo de esta Asamblea para que se siente el Reino Unido con Argentina a discutir la cuestión soberana de Malvinas. Allí nadie se preocupa, allí no hay ningún veto del Consejo de Seguridad”. (Sic).
 
Bienvenido sea el Fondo Monetario Internacional para reincorporarnos al concierto civilizado de naciones con créditos blandos y con controles de cuentas necesarios en todas las economías autosustentables.
 
Tengamos memoria que Néstor Kirchner canceló nuestra deuda con el organismo multilateral al 4% anual con un crédito concedido por Hugo Chávez al 12% anual.
 
Demagogia, populismo, cleptocracia… todo vale.
 
No evitó abrirles los brazos a los refugiados sirios que escapan de la muerte fratricida como muchos antepasados los hicieron a comienzos del siglo XX y conformaron colonias de prósperos trabajadores de la que muchos autóctonos debieran aprender.
 
Ellos ante el hambre no hacían piquetes, ni cortaban rutas ni exigían planes sociales, sólo plantaban semillas en lonjas de tierras para alimentar a sus hijos.
 
Sería misérrimo negarles a familias hambrientas de vida un lugar en el mundo, cercano en sitios donde sus congéneres antecedentes han logrado colonizarse en nuestras tierras y hoy, sus descendientes brillan en el comercio, la industria o en profesiones universitarias.
 
Con sólo pensar que el pasado 22 de noviembre por sólo 2% Cambiemos venció al “Tren Fantasma” encabezado por el hoy investigado por corrupción Daniel Scioli, y que el 25 de octubre María Eugenia Vidal evitó gracias al voto popular que la Provincia de Buenos Aires se convirtiera en un narcoestado gobernado por Aníbal Fernández, debemos agradecer a Dios, Jehová, Mahoma o San Cono (para los timberos) que aún vivimos en una República renaciente a la que el mundo –otra vez- le abre los brazos de su confianza merced a la alianza gobernante, que –muy a pesar de Jorge Asís- en nada se asemeja con el “tercer gobierno radical” que tantos desean para que el gobierno de Macri culmine anticipadamente con otro “golpe institucional” peronista.
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


01/06 | La Educación para la Argentina por venir
06/06 | FEE - Georgia: Economics of Prosperity & Innovation
10/07 | Ottawa, Canadá: Freedom Week - Fecha límite para postular: Marzo 31
19/07 | Las Vegas: 10th Anniversary Celebration of Freedom Fest
23/07 | Mises University 2017
06/10 | Mises Institute: 35th Anniversary in New York City
07/11 | New York City: Liberty Forum and Freedom Dinner 2017


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: