La importación de PCs, notebooks y tablets: ¿destruye o crea empleos?
Martín Simonetta
Es Director Ejecutivo de Fundación Atlas para una Sociedad Libre. Profesor titular de Economía Política I (UCES) y Economía Argentina, Economía Mundial y Principios de Economía (Cámara Argentina de Comercio). Autor de diversas obras. Fue elegido "Joven Sobresaliente de la Argentina 2004" (The Outstanding Young Person of Argentina-TOYP) por Junior Chamber International y la Cámara Argentina de Comercio (CAC), habiendo obtenido la mención "Animarse a Más" por parte de PepsiCo. Recibió diversos reconocimientos tales como la beca British Chevening Scholarship para desarrollar investigaciones en Gran Bretaña (British Council, la Embajada Británica y la Fundación Antorchas,1999). Miembro de Mont Pelerin Society. Académicamente es Licenciado en Relaciones Internacionales (Universidad del Salvador, Buenos Aires) y Magister en Política Económica Internacional (Universidad de Belgrano), habiendo realizado un Posgrado en Psicología Positiva (Fundación Foro para la Salud Mental). Ha desarrollado el programa "Think Tank MBA" en el marco de Atlas Economic Research Foundation (Fairfax, Virginia, y New York, NY, 2013).

Contacto: msimonetta@atlas.org.ar / https://www.facebook.com/martin.simonetta / @martinsimonetta


Un amigo suele decir: “como soy pobre, compro en Miami”, aludiendo a la diferencia abismal de los precios de la Argentina y los del mundo, especialmente en tecnología, indumentaria, calzado, etc. Los ya famosos “tours” de compras de argentinos a Chile tienen que ver con la misma lógica, pues en aquel país los productos son salvajemente más baratos. ¿Esto se da de forma mágica? No, es consecuencia de la política deliberada de aquel país para que sus ciudadanos disfruten del ingreso del productos del mundo con un derecho de importación cercano a cero.

La anunciada reducción de los impuestos a la importación de computadoras, notebooks y tablets –que elimina el arancel del 35% y del 12% para los componentes- ha desatado una encendida polémica. ¿Es bueno o malo para los argentinos? ¿Destruye o crea empleos?

Desde quienes se oponen a la medida, se afirma que esta medida es negativa pues las computadoras importadas (supuestamente mejores y más baratas) destruirían “empleo nacional”.

La otra visión es que la restricción a la importación de computadoras, notebooks y tablets encarece el producto en el mercado local, como consecuencia de los mayores impuestos y la restricción de la oferta derivada del “castigo” a la importación. Más impuestos a la importación, computadoras más caras. ¿Cuál es la consecuencia? Los consumidores deben utilizar una porción mayor de sus ingresos a la adquisición de estos bienes.

Entonces, la eliminación del derecho de importación sobre las computadoras tendrá varios efectos: 1) baja del precio, y alineación con precios globales; 2) gente que no podía acceder a una computadora lo podrá hacer; 3) gente que podía acceder a la computadora, dedicará una porción menor de sus ingresos y liberará recursos para ser utilizados en otras áreas de la economía. Señalemos que el derecho de importación, es una parte –importante- del llamado “costo argentino”, pero no el único factor (con lo cual tal vez Chile y Miami, por citar dos casos mencionados, continúen siendo más baratos).

¿Cuál es la consecuencia de pagar el doble o el triple que en el mundo una computadora, tablet o notebook? Diversos, pero, claramente uno de los salientes es que –como decíamos antes- los más pobres no puedan acceder a tecnología, quedándose fuera del mercado tecnológico. A partir de la nueva medida, una porción más de argentinos podrá acceder a la tecnología.

En un momento de la humanidad donde la tecnología es el gran motor del crecimiento, un país como Argentina no puede darse el lujo de correr esta carrera con computadoras caras, pesadas, viejas, grandes (de hecho el celular está reemplazando lentamente a la computadora, las redes sociales al email, etcétera), cargando una mochila de plomo que les resta competitividad a toda la economía.

Computadoras, notebooks y tablets más caras perjudican más a los sectores de menores recursos, a aquellos que no pueden comprar este producto al precio actual pero sí lo podrán hacer al precio con impuesto a la importación cero. 

 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


01/06 | La Educación para la Argentina por venir
06/06 | FEE - Georgia: Economics of Prosperity & Innovation
10/07 | Ottawa, Canadá: Freedom Week - Fecha límite para postular: Marzo 31
19/07 | Las Vegas: 10th Anniversary Celebration of Freedom Fest
23/07 | Mises University 2017
06/10 | Mises Institute: 35th Anniversary in New York City
07/11 | New York City: Liberty Forum and Freedom Dinner 2017


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: