La disyuntiva venezolana
César Yegres Guarache

Economista. MSc en Finanzas. Profesor universitario. Director Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cumaná. Mención especial, Concurso Internacional de Ensayos: Juan Bautista Alberdi: Ideas en Acción. A 200 Años de su Nacimiento (1810-2010), organizado por Fundación Atlas para una Sociedad Libre.



El presente mes de julio ha sido representativo de la profunda crisis político-institucional que padece Venezuela y, aparentemente, lo que ocurra en los 10 días que le restan, podría ser decisivo para definir el rumbo que tomará este país durante los próximos años. Y es que cada día que pasa trae una serie de eventos precipitados. Al momento de redactar esta columna, el país se encontraba en la disyuntiva de tomar alguna de las dos rutas, claramente diferenciadas.
 
En la primera de ellas se encuentra la gran mayoría de los venezolanos (8 de cada 10 según mediciones confiables de opinión pública), las iglesias, las academias, las ONGs y la mayoría de los gremios, sindicatos y partidos políticos, que buscan el retorno de un sistema democrático luego de 18 años y medio de gobiernos chavistas. Este grupo ha realizado eventos de protesta desde el pasado 1ero de abril, destacando el ocurrido el pasado domingo 16 de julio: la exitosa organización de  una consulta popular plebiscitaria, sin respaldo de las fuerzas militares ni del Consejo Nacional Electoral -con una logística articulada en menos de 3 semanas e inferior en capacidad instalada  a eventos electorales anteriores- amparada en lo establecido en la Constitución vigente, donde el 98% de los 7,6 millones de venezolanos que participaron estuvieron de acuerdo en rechazar la realización de una Asamblea Constituyente propuesta por Nicolás Maduro, en exhortar a las FFAA y a todos los funcionarios públicos a respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional y a la realización de elecciones generales para la renovación de todos los poderes públicos. Esta cifra de participantes representa 40% del registro electoral total, es superior a la obtenida por el propio Maduro en las presidenciales de 2013 y, obviamente, hubiera sido mucho mayor,de no haber sido por presiones del propio Gobierno contra empleados o personas dependientes de la Administración pública.
 
En la segunda ruta a seguir, el sendero lo definen el Gobierno, su partido único, representantes de algunos poderes públicos, las FFAA y una clara minoría de venezolanos quienes -luego de la terrible destrucción a que ha sido sometida esta sociedad, donde los más elementales derechos humanos están amenazados- apuestan por la realización de una Asamblea Constituyente  a partir del domingo 30 de julio, con una metodología contraria a lo estipulado en la Constitución y las leyes venezolanas, y de la cual resultará una copia literal de la Carta Magna cubana, que instauraría en Venezuela un rancio y anacrónico comunismo, y la terminaría  de hundir en la rápida espiral de miseria que ya se encuentra.
 
¿Qué camino tomará Venezuela? Los países no tienen “fecha de vencimiento” y, en política, hay decisiones que pueden tomarse en minutos o en décadas. El mundo libre observa lo que ocurre en este país ubicado en la franja norte de Suramérica y espera que retome su democracia y libertad. 
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


07/11 | New York City: Liberty Forum and Freedom Dinner 2017
07/11 | Conferencia: ¨Educación y Libertad: El futuro de la educación en la Argentina¨
26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: