El empresario: Principal benefactor de la sociedad
Eduardo Maschwitz
Presidente del Consejo de Administración de la Fundación Atlas para una Sociedad Libre. Premio a la Libertad 2007, Fundación Atlas para una Sociedad Libre.



Cuán alejada de la realidad parece la percepción en nuestra sociedad del aporte que hacen los empresarios y sus empresas al bienestar general de nuestro país. En múltiples encuestas de opinión la imagen de los empresarios aparece calificada dentro de los grupos analizados, como uno de los que reciben peor calificación.
 
¿A qué se debe esta situación? ¿Por qué esta percepción tan negativa cuando el aporte que realizan es enorme, como veremos más adelante?
 
Seguramente tenga que ver la propaganda en contra del poderoso socialismo, con su idealismo y frases tan atractivas, manifestado en casi todos nuestros partidos políticos, medios de comunicación afines a ellos, una vieja cultura acerca de que la riqueza se obtiene a expensas del otro y no gracias al otro, y que es una suma fija inalterable en el tiempo. Probablemente también extrapolando al conjunto de todos los empresarios los comportamientos inescrupulosos de unos pocos. Esto último está muy arraigado en el pensar argentino. Claro que hay malos empresarios, como los hay malos maestros, políticos, curas, empleados, sindicalistas, militares, etc. Pero unos pocos malos en cada grupo, que nunca faltan ni faltaran, deben crear una imagen falsa de la mayoría.
 
¡Cuán arraigado este concepto! ¡Cuán fácil debería ser mostrar lo contrario! Pero no es así.
 
Veamos algunos aportes que realizan los empresarios y sus empresas a la sociedad:
 
Si bien no conozco cifras me aventuro a decir que empresas y empresarios, en su conjunto, son los mayores contribuyentes de impuestos y cargas sociales de la sociedad. Esto supone que son los mayores aportantes a sufragar los gastos del estado en su conjunto: educación, infraestructura, planes sociales, justicia, Congreso, empleo público, etc.
 
Las empresas de su propiedad, grandes, medianas, pequeñas, comercios, son también los mayores empleadores de la sociedad, creando y dando trabajo a millones de personas, gracias a su iniciativa, su ingenio, sus ganas de invertir y de crear valor.
 
Empresas y empresarios son aquellos que bien pueden ser -por un lado- los inventores de nuevos servicios y productos que mejoran la calidad de vida de la humanidad, o bien quienes ponen a disposición y distribuyen los inventos de terceros, que sin su participación nunca llegarían a la comunidad en forma eficiente y a costos razonables. Pensemos cada uno en lo que consume y da por dado cada día. Si nos ponemos a reflexionar veremos que hay un sinnúmero de participantes en el camino, haciendo posible que el bienestar llegue a todos. Pensemos en los inventos, en aquellos productos que más nos impacten, y veremos que son el resultado del ingenio, de la capacidad de trabajo e iniciativa y riesgo de algún empresario, la mayoría de las veces por suerte, sin la “ayuda” y los subsidios del estado y sus regulaciones. Veremos que la prosperidad se logra a pesar de las regulaciones y el estado, y gracias a los emprendedores, y no a través de la planificación estatal. Celulares, internet, comunicaciones, aviones, autos, computadoras, teléfono electricidad, gas, Coca Cola, la lista es infinita.
 
También empresas y empresarios hacen colaboraciones y donaciones a la comunidad, y así vemos importantes aportes a educación, escuelas, arte, museos, obras de caridad, salud, investigación y en todos los órdenes de la sociedad.
 
En nuestro país todos estos logros se realizan a pesar de la falta de seguridad jurídica, de la falta de horizontes y estabilidad de largo plazo, de la fragilidad de la propiedad privada, de las regulaciones y la intervención del estado que no permite que cada uno sea dueño del fruto de su trabajo y, además, de la imagen negativa y de la crítica de la sociedad hacia las empresas y empresarios.
 
Por supuesto que los empresarios tienen fines de lucro, como los tienen también los empleados y todos los seres humanos, pero no duden que el principal motivador no es la riqueza de corto plazo, sino los desafíos, los riesgos, los logros por encima de todo.
 
Pienso y pienso y no puedo encontrar algún grupo en nuestra sociedad que haga tamañas contribuciones al bienestar general. ¿Cómo entonces puede ser visto tan diferente por la comunidad en su conjunto? ¡¡¡Simplemente no lo sé!!!!
 

Últimos 5 Artículos del Autor
Como todos los años, la mayoría de los colegios p...
[Ver mas artículos del autor]


26/01 | IHS - Arlington, Virginia: James M. Buchanan’s Legacy for Liberty
09/02 | Arlington, Virginia - IHS: Growth of Government
13/04 | Institute of Humane Studies: Spontaneous Orders
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: