Enero, mucho ruido y pocas nueces; febrero, conflictos
Claudio Chiaruttini
Politólogo y destacado periodista.



“Creamos Cambiemos con fuerzas que piensan diferente y que se reunieron por la República, fue la razón de ser de Cambiemos. ¿Cómo es que la UCR, que hace de la cuestión republicana un aspecto fundamental de su identidad, cómo es que Cambiemos, que se constituyó para evitar que la República sufriera, va a permitir que se hagan las mismas cosas que antes se criticaban?"
Ricardo Alfonsín,
dirigente de la UCR


> Fracaso en el intento de convencer al Presidente de Francia, Emmanuel Macron, para destrabar las negociaciones para de un acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea;
> ausencia de anuncios de inversión (“las promesas sin hechos, son spam”; dicen en Twitter), demasiadas fotos protocolares en Davos,
> un pedido para iniciar negociaciones para un Tratado de Libre Comercio con el Mercosur por parte de China, que fue ignorado por la Casa Rosada;
> la demanda de Vladimir Putin de instalar una base con las mismas condiciones que tiene China;
> la presencia de Roberto Baradel en la cumbre del peronismo bonaerense, y
> el llamado a una demostración de fuerza por parte de Hugo Moyanopara el 22/02,
es el resultado de una semana en que Mauricio Macri intentó mostrar en Europa que la Argentina cambió, cuando no cambió nada.
Ni todos los sudamericanos, ni argentinos, descienden de los europeos ni se puede asegurar que el populismo no volverá a la Argentina.
La “diplomacia deportiva” que intentó esgrimir Macri frente a Putin o Macro, también fracasó.
Y las reuniones reservadas que mantuvieron los ministros que acompañaron al Presidente de la Nación en su gira desnudó que los grandes empresarios e inversiones del mundo todavía desconfían del futuro económico y político que tiene el país, más allá de Macri y sus decisiones en economía y en política. Hay “buena onda”,  pero no es el entusiasmo que se vivió hace dos años.

¿Reyser Travers por Faurie?
Pero no todo es culpa de la Casa Rosada. La gira presidencial fue un fracaso porque el canciller Jorge Faurie no está a la altura de las necesidades diplomáticas que tiene la Argentina; por eso en Casa Rosada dicen que es un “canciller de transición” y que en febrero o marzo jurará en ese mismo cargo Horacio Reyser Travers, secretario de Relaciones Económicas Internacionales, quien estuvo a un paso de ser electo vicecanciller luego de la salida de Susana Malcorra, pero Jorge Faurie logró imponer en su lugar a Daniel Raimondi, un diplomático de carrera que tenía a su cargo la Subsecretaría de Integración Económica Americana y Mercosur.
Así, la Cancillería se convirtió en otro “ministerio fallido” del macrismo, dado que Susana Malcorra sirvió para usar su agenda ganada como Jefa de Gabinete de Ban Ki Moon y reinsertar a la Argentina en el mundo, pero dilapidó fondos y un año de trabajo en la carrera para ser Secretaria General de la ONU, tarea en la que no tuvo éxito y derivó en una salida desordenada de la Cancillería.
Esto obligó a ocupar su lugar con una persona que se destacó por sus conocimientos en Protocolo y Ceremonial, demasiado poco para los problemas internacionales argentinos.

Jorge Faurie hizo creer a la Casa Rosada que la designación como titular del G20 a favor de Mauricio Macri y convertirse en sede de la reunión de la Organización Mundial del Comercio iba a sacudir las intrincadas batallas comerciales que se pelean hoy en el organismo, preocupado en dar proteccionismo a los generadores de valor agregado y dueños de las propiedades intelectuales del 1er. Mundo, mientras se asegura el libre comercio (o libre importación) por parte de las economías más subdesarrolladas. Algo así como un “Hood Robin” internacional.

Argentina Solidarity Campaign
Y mejor no hablemos de la carta que un colectivo kirchnerista de argentinos que reside en Francia y Holanda, entre otros países, enviaron al Presidente de Francia, Emmanuel Macrón, denunciando supuestas atrocidades que estaría cometiendo el Gobierno de Mauricio Macri y que fue publicada en varios medios europeos.
¿No sabe la Cancillería que el kirchnerismo creó varios 'colectivos militantes' en Europa Occidental, que ahora usa contra el Gobierno de Mauricio Macri denunciando “delitos” que no existen, “asesinatos” que son accidentes lamentables, “persecuciones” que son causas judiciales o “censuras” que no se producen? Es el mismo esquema que se usó contra la Dictadura Militar y que tuvo tanto éxito (fue la que impuso la cifra de desaparecidos en 30.000), pero ahora dirigido en contra de Mauricio Macri.
Por ejemplo, cuando fue embajadora ante Gran Bretaña, la sindicalista'amiga' del exGrupo Marsans, Alicia Castro, creó el “Grupo de Apoyo al Dialogo de la Cuestión Malvinas” que derivó en la hoy “Argentina Solidarity Campaign”. ¿O nadie se acuerda en la Casa Rosada el grupo que impulsa la independencia de los mapuches que se ubica en Londres como los que reclaman por la libertad de Milagro Sala desde Europa?¿Creían que se iban a quedar sentados ante la visita del Presidente de la Nación a Francia?
Pero no se puede culpar a la Cancillería del fracaso en las negociaciones del Mercosur con la Unión Europea.
Fracaso en la UE
Cuando ingresó a la Casa Rosada en diciembre de 2015, el macrismo consideraba que las mayores trabas para un acuerdo provenían del accionar kirchnerista y de la cerrazón de Cristina Fernández de Kirchner, algo que era cierto, en parte....
El macrismo creyó que con una Argentina dócil y bien predispuesta lograría que el camino se allanara. Pero aquí cometieron el primer error. En diplomacia comercial, la buena voluntad no alcanza; es el dinero lo que cuenta. Argentina arremetió con promesas de liberar todo hasta que aparecieron los “no” de Europa a los pedidos de libertad que se hicieron desde el Mercosur.

Desde hace años, el brasilero Palacio Itamaraty venía insistiendo que un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea era imposible, dado que el Mercosur no es más que una unión aduanera. Es decir, si la Argentina y Brasil no pueden tener libre comercio entre ambas, menos pueden con Alemania, Francia, Italia, España u Holanda. Y lo único que puede vender la Argentina hoy a Europa (granos, oleaginosas, carnes y alimentos); están todos protegidos con cientos de normas. Y, al mismo tiempo, ni Brasil ni Argentina permiten que grandes empresas internacionales participen solas en licitaciones públicas, el gran negocio para el empresariado europeo que ofrece diseño, planificación, financiación barata e insumos de alto valor agregado.
El tema de Rusia
¿Mauricio Macri no sabía que CFK ya había firmado un Memorandum de Entendimiento que Rusia terminó por denunciar dado la falta de avance que tuvo en el Congreso argentino?
¿No sabía el Presidente de la Nación que los rusos quieren hace años una base aérea y un puerto estratégico en la Argentina?
A causa que CFK no cedió a esos dos pedidos, Moscú no otorgó un “préstamo contingente” similar al 'swap' chino, por US$ 10.000 millones, que la Casa Rosada buscó afanosamente durante más de un año y medio. ¿Qué cambió ahora?
Mauricio Macri era una enorme curiosidad en Davos en 2016. Sin embargo, dos años más tarde, pesó más el cargo de titular del G20 que su presencia como Presidente de la Argentina.
Por ese motivo abundaron las fotos protocolares, los encuentros simpáticos y la ausencia absoluta de anuncios de inversión de grandes empresas. Incluso, un par de informes de bancos de inversión que circularon en los encuentros reservados, lejos estuvieron de ser alentadores y esperanzadores tal como hace dos años.
'Barones' al rescate sindical
A nivel local, las noticias tampoco son buenas. La avanzada sobre los gremios es evidente. Aunque la Casa Rosada diga que no tiene nada que ver en las decisiones judiciales que se tomaron y tomarán en las próximas semanas; en el gremialismo están convencidos que la mano de Daniel Angelici está detrás de una treintena de causas judiciales que han comenzado a despertar de su extenso letargo negociado.
Hugo Moyano no está cuidando la caja, no está protegiendo al peronismo, ni está resguardando los derechos de sus afiliados; el Camionero comenzó a pelear por mantener su libertad. Con más de 70 años, no quiere ir preso. Menos ver en esa situación a su hijo, Pablo. Saben que si son detenidos, como ocurrió con Juan José Zanola, Omar “Caballo” Suarezu otros más, perderán el control de su gremio; y sin el gremio, no son nada.

Pero la pelea que plantea el gremialismo peronista permite que sume aliados con rapidez:
> El panperonismo, en todas sus formas y colores, se “pega” por el poder de caja y movilización que tiene el sindicalismo.
> Los 'Barones del Conurbano' encuentran un instrumento para avanzar contra la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.
> La izquierda combativa, porque le da oportunidad de ganar protagonismo.
> Los colectivos sociales, para seguir pidiendo más plata al Ministerio de Desarrollo Social.
> Cierto periodismo, para conseguir una pauta de propaganda oficialista, hoy egoísta y esquiva.

Son los “balazos en el pie”, los errores políticos y la pésima lectura de la realidad que tiene la Casa Rosada lo que permite que, a cuatro meses de haber ganado una elección en forma contundente, que se organice una marcha de Camioneros que promete contar con el acompañamiento de intendentes kirchneristas, gremios peronistas antimacristas y la izquierda combativa.
Si hasta el kirchnerismo busca un acercamiento a Carbap (Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa) y la Federación Agraria Argentina está consultando a sus bases si comienza con cortes de ruta para reclamar bajas de impuestos para el campo.
Baradel sube a escena
Si algo queda claro de las experiencias históricas de los Gobiernos de Raúl Alfonsín y Fernando De la Rúa es que los gremios se abroquelan cuando sienten que son atacados, el peronismo político apoya ciegamente sus reclamos (con el fin de sumar aliados en las pujas internas por alcanzar el liderazgo), tienen una franca colaboración de una parte importante de los medios de comunicación y las oposiciones, en ambos casos radicales, no tuvieron la cintura política ni contaron con aliados para enfrentarlos.
El macrismo es menos inocente que el radicalismo. Comenzó atacando donde más le duele a los sindicalistas: Sus fuentes de financiación. La eliminación del “aporte solidario” de los trabajadores no afiliados a laAsociación Bancaria es el primer caso de varios más que se van a conocer en las próximas semanas; tal como la anulación de la personería jurídica de unos 500 gremios que casi no tienen actividad, la auditoría a unos 50 grandes sindicatos que hará muchísimo ruido y terminará con varias denuncias ante la justicia y revisiones de obras sociales muy profundas que tendrán el mismo final: Inicio de causas penales contra “popes” del sindicalismo.
Sin duda, esta avanzada de la Casa Rosada contra los gremios va a traer una “unión en la acción” de varios grupos.
Es cierto que la CTA (Central de Trabajadores Argentinos) está dividida en 3 partes y fracasó el intento de reunificación hace pocos días.
Y que el sindicalismo peronista está segmentado en la Corriente Federal de los Trabajadores de Sergio Palazzo; el Movimiento de Acción Socialde Omar Viviani; y el trío que mantiene “atado con alambres” a la CGT; sin contar la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular de Juan Grabois; o la debilitada 62 Organizaciones Peronistas, que perdió brillo con la muerte de Gerónimo “Momo” Venegascasi todos ellos se unirán en las movilizaciones, paros y marchas que se organicen contra el macrismo.
La dependencia de la rama política del peronismo de contar con aliados sindicales se vio el viernes 26/01, en la “cumbre” de “Barones del Conurbano” que invitaron a Roberto Baradel al encuentro (Pablo Moyanoes consejero del Partido Justicialista bonaerense, era natural que estuviera en la reunión), lo que confirma que el grupo usará al sindicalista de la CTA como ariete contra la figura e imagen de la Gobernadora María Eugenia Vidal.
Si hasta Hugo Moyano le hizo un guiño a CFK en la entrevista que dio a Crónica TV, luego de que la ex Presidente de la Nación lo relegó al ostracismo, le partió la CGT, trató de conformar un nuevo sindicato de camioneros, le sacó el Belgrano Cargas e intentó resucitar el ferrocarril para quitarle poder en las rutas. Sin embargo, son peronistas y “no los une el amor, sino el espanto”, tal como dijo Jorge Luis Borges.
11 puntos que duelen
A un mes de anunciar el fin de la independencia del Banco Central, el resultado es un dólar que creció 15% y ya está teniendo impacto en los precios (con la suba de combustibles, a la cabeza), en Davos se detectó una fuerte pérdida de confianza de los inversores por la medida y una inmensa duda sobre la posibilidad de bajar el Déficit Comercial, el Déficit Comercial y la inflación, tal como promete el Gobierno para 2018.
Como bien sostuvo Irina Moroni, de la Fundación Capital, en una columna en el bisemanario “Perfíl” del sábado 27/01, luego del Golpe de Estado contra el Banco Central que puso al vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, al control de la Economía, se produjo un “alto costo político, efectos limitados y anuncios que tuvieron impacto sobre las expectativas”causando “mucho ruido y pocas nueces”, según la economista.
El Gobierno de Mauricio Macri no puede seguir creyendo que con sólo enfrentar al kirchnerismo, el sindicalismo rancio o a la izquierda dura gana votosDesde Octubre a fines de Enero, la imagen positiva del Presidente de la Nación cayó 10 puntos porcentuales.
Jaime Durán Barba dijo que estaba prevista una merma de hasta 12 puntos. Hoy, la imagen negativa del Mandatario de Cambiemos es 11 puntos mayor que la positiva. ¿Van a tomar medidas para revertir esta realidad?
Mística e interrogantes

La marca “Cambiemos” todavía es fuerte, pero el Gobierno de Mauricio Macri debe renovar la mística de que Ellos son el cambio. Crece la sensación de que son “kirchnerismo con buenos modales”, algo que tendrá impacto electoral en 2019. Pero además de gestión, recrear el “relato macrista” y recuperar las figuras de Elisa Carrió y Ernesto Sanz; lo que más necesita hoy la Casa Rosada son aliados. Pueden ser corporaciones, colectivos sociales, grupos dispersos o simples votantes. Hacer bien las cosas en economía, ayudaría; pero tampoco en eso van por el buen camino.
Hoy la economía funciona en forma muy despareja. Hay “brotes verdes”en algunos sectores, pero en
 

Últimos 5 Artículos del Autor
[Ver mas artículos del autor]


27/02 | J. Milei: ¨La mentira keynesiana¨- Comentan: R. López Murphy y D. Giacomini
15/03 | Concurso de fotos ¨La Rebelión de Atlas en Argentina¨
13/04 | Institute of Humane Studies: The Foundations of Liberty and Society: Spontaneous Orders
24/05 | Foundation for Economic Education: The Morality of Capitalism at Clemson, SC
25/06 | Foundation for Economic Education: Economics in the Real World, San Antonio Texas
28/06 | IV Congreso de Educación & Desarrollo Económico - Centro de Cultural de la Ciencia
11/07 | Freedom Fest 2018: Paris, Las Vegas ¨The world´s largest gathering of free minds¨
15/07 | 13er Concurso de ensayo ¨Caminos de la Libertad¨
22/07 | Mises University 2018, Auburn, Alabama
06/08 | Rosario: VII Congreso Internacional “La Escuela Austríaca de Economía en el Siglo XXI”


.: AtlasTV






Ver mas Videos
.: Suscribite!
Dejanos tu email y recibí novedades y todo lo que te podemos ofrecer!
Nombre:
E-mail: